Anupta... ¿¿¿qué???

By 19:34:00 , , ,


Muy curiosona estoy yo últimamente con ciertos temas, no sé, a ver si al final mi vocación frustrada va a ser la psicología.... Me intrigan muchas cositas que voy descubriendo y de las que intento recabar algo de información para saciar mi sed o mi ambición en este universo infinito que es la mente. Así que con permiso de las psicólogas, especialmente las que soléis pasar por aquí, hoy vengo a hablar de anuptafobia.

" La soledad puede llevarnos a buscar refugios inconvenientes"
["La huella de una carta"- Rosario Raro]

Hace unos días terminé esta novela, de la que ya os hablaré más adelante, y esa frase se me quedó grabada a fuego. En algún momento de nuestra vida puede que hayamos terminado en brazos de una persona - o incluso varias - que únicamente nos hayan aportado dolor, o sufrimiento. También cabe la posibilidad de que conozcamos a alguien de nuestro entorno próximo que esté viviendo esta situación. Creo que de manera coloquial podríamos hablar de "relaciones tóxicas".
Y tal era mi curiosidad, que indagué por estos lares digitales, y me topé con esta fobia, anuptafobia.



Al parecer, y me reitero, según la información que he encontrado de manera autodidacta, esta palabreja tan rara se refiere al miedo o fobia de no tener pareja o quedarse solo que presentan algunas personas. Estas personas se obsesionan con la idea de tener pareja, buscando desesperadamente el tenerla y cuando la tienen, sufren de una forma patológica por el temor a perderla y "quedarse solos". Supone un miedo importante a la soledad y necesidad de depender de alguien. Necesitan estar siempre en pareja, encadenan una relación con otra o varias en poco tiempo, manteniendo con frecuencia relaciones tóxicas por miedo a la soledad.


Continúo...

Evitan siempre estar sin pareja, lo que no les permite conocerse bien a sí mismos. Si no tienen pareja invierten gran energía y tiempo en encontrarla, presentando un gran sufrimiento cuando están solos. Incluso hay conductas extremas para evitar el abandono o la ruptura de una relación, pudiendo llegar a tolerar situaciones o comportamientos que otra persona sin esa dependencia o miedo no toleraría.

La franja de edad más frecuente es entre los 30 y 40 años, y aunque también se da en hombres, el mayor número de casos se da en mujeres.

A pesar de todo esto, en el artículo que leí se puntualiza que no hay que confundir el deseo de encontrar pareja con esta fobia, ya que detrás hay un gran problema de autoestima.

Dicho todo esto, y os pido disculpas por mi soliloquio, me he quedado impactada con esta fobia porque muchas veces he prejuzgado a personas que yo a priori consideraba excesivamente vulnerables y dependientes, cuando quizá detrás de toda esa primera capa, haya un problema de esta magnitud. No puedo estar más arrepentida, y es que la ignorancia es la madre del atrevimiento.

Personalmente, tiene que ser muy doloroso sentirse así, por encima de todo, lo conocerse bien a sí mismo. Me parece algo tan ilógico, casi imposible. Pero, al parecer, estoy del todo equivocada.

Quién sabe.. Quizá llegue un día que me piqué el gusano y no el gusanillo, y me anime a estudiar psicología y mirad, de paso conozca más a fondo las capas internas y no solo me quede en la epidermis. Es una idea, así, a lo loco. ¿o no?

Me gustaría saber vuestra opiniones.
Bloggers psicólogas, es vuestro momento.
 ¡Iluminadme!




Echa un vistazo a...

32 comentarios

  1. Mi hijo está dudando entre psicología, criminología o el doble grado, y como le interesa, el otro día le puso un nombre a una cosa que me pasa a mí. Pienso una palabra, pero digo otra del mismo campo semántico, una especie de dislexia extraña (más de una vez he jurado y perjurado que no he dicho tal palabra y al parecer sí, las digo, aunque en mi mente esté convencida de que no). Eso se llama parafasia. Nuestro cerebro es muy complejo y no me extraña que en determinadas ocasiones sufra cortocircuitos y nos pasen cosas como la que cuentas. Miedo a no tener pareja. Miedo a la soledad. Miedo a sentirse en medio de una multitud. Miedo a volar...

    Si te llama la atención, estudia. Yo creo que es una de las mejores inversiones en uno mismo que podemos hacer.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ay, Pingüinitaaaa... Conocerse a sí mismo es la gran herramienta que conduce a la felicidad. La lupa de la introspección deja ver con nitidez nuestros defectos y deseos más íntimos, nuestras debilidades...Solo así podemos saber QUÉ NOS HACE FELICES Y DICHOSOS y, sobre todo, si está o no a nuestro alcance. Tu reflexión me ha gustado mucho. Desde luego, esta fobia es sinónimo de ir en busca de todo lo contrario y por ello, puede alejar a quien la padece de la tan ansiada felicidad, que siempre habita EN nosotros, no fuera. Y no, tú no necesitas psicólogo. O eso creo. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues no sabía de esta fobia. Y me pasa como a ti, que también he juzgado a personas de mi entorno y ahora me doy cuenta de que puede haber un gran problema detrás. Hoy me acuesto sabiendo una cosa más.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola! No tenía ni idea de esta fobia y no es que haya llegado a juzgar a algunas personas, pero si que es verdad que he pensado un poco "mal" sobre lo que hacían. Me ha gustado saber esto, al menos para entenderlo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Pues a medida que te leía iba pensando que a lo largo de mi vida he visto varias veces esta conducta pero no tenía ni idea de que existe esta fobia... me siento mal porque también he juzgado a estas personas sin tener en cuenta que puede que haya un problema detrás :(
    Un beso y muchas gracias por la interesante entrada!

    ResponderEliminar
  6. Uy, pingüi, qué reflexiva! La toxicidad siempre hay que tenerla lejos aunque en ocasiones te ves inmersa en ella casi sin percibirlo. Supongo que en mayor o menor medida todos habremos tropezado en alguna ocasión con algo así. Lo bueno es que hacer que dure unas horas y no unos días o unos años.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. No conocía el termino.Desde luego las fobias complican la existencia.Me ha gustado donde reflexionas sobre prejuzgar quizás alguna de esas personas que como comentas consideramos dependientes tengan un problema psicológico mucho más complejo de lo que puede parecer.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Martina me habló de este tema, ella es psicóloga forense. Es difícil no prejuzgar cuando no conocemos estos temas. El tema de la toxicidad es complejo ya que nosotros podemos pertenecer a este bando sin darnos cuenta ni proponernoslo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. No sabía que existía una fobia para dar nombre a esa obsesión que tienen muchas personas por encontrar pareja. Creo que es terrible sufrir esa dependencia y ese miedo a la soledad. Nada como el equilibrio y saber estar bien, ya se esté solo o acompañado.
    En cuanto a lo de psicología, nunca es tarde para aprender algo nuevo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Conocerse a uno mismo es la mejor herramientas para no tener o poder controlar las fobias. Y hay muchas muy curiosas que parecen casi imposibles hasta que te paras a pensar que hay detrás y el sufrimiento que conlleva como bien has dicho.
    Yo he estudiado psicología y me ha servido de mucho, eso si, también hay que aguantar mucho que la gente no te tome en serio ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Oye estas entradas sobre temas psicológicos me encantan, y me faltarían horas y un par de cafés para decir todo lo que me gustaría pero vamos a tratar de resumir un poco...

    No sé si otros psicólogos conocen los tropecientos términos que hablan sobre diferentes fobias, yo desde luego en la carrera no vi muchos más allá de los típicos. Porque todos se recogen bajo el nombre de Fobia Específica, que es como aparecen en nuestro manuales psicopatológicos (DSM-5 y cIE-10)...pero según lo que cuentas esto parece la típica Dependencia Psicológica. Se considera más un tipo de adicción que una fobia, pues si te falta una pareja lo buscas desesperadamente (igual que con la droga). Y es un problema realmente complicado, más común de lo que pueda parecer...de hecho, tengo una amiga que trabaja con personas (mujeres el 100%) que tienen estos problemas y es duro trabajar con ellas porque no lo entienden. ¿La solución? Cortar de raíz con esas parejas tóxicas y ayudarlas a ver más allá de las relaciones de pareja.

    También son comportamientos que pueden aparecer en Trastornos de personalidad dependiente o límite (échale un ojo).

    Y no me lío más porque parezco aquí la enciclopedia. Pero estoy totalmente de acuerdo con lo importante que es conocerse a uno mismo, ya no solo en este problema sino en la vida en general.

    Pues oye si te animas con la carrera seguro que disfrutarías mucho, a mí me encantó.

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Bueno, a veces no hace falta tener anuptafobia para tener relaciones tóxicas. Yo no la padezco y he tenido unas cuantas (y no sólo parejas, también amigos). Eso me pasa por confiar demasiado. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Jo, que interesante. Coincido con los comentarios anteriores y como dice Margari yo también me voy sabiendo una cosa más, un beso

    ResponderEliminar
  14. Aquí una que aunque tampoco ha estudiado psicología, siente una fascinación absoluta con todo lo tocante al tema. De hecho, lo que aquí nos comentas me ha parecido de lo más interesante y yo misma soy capaz de encontrar algunos ejemplos entre mis amistades, aunque espero que no lleguen tan lejos como para haber desarrollado este tipo de fobia o dependencia. Gente que hoy rompe con su pareja y a los cuatro días ya está con otro, tiempo imposible para que hayas superado la anterior relación y estés preparada para iniciar una nueva sin secuelas. Igual que ese pánico a la soledad que te arrastra a los brazos de cualquier persona sin pensar en tu propio bienestar, y es que a veces es mejor estar sin nadie que conformarse con compañías tóxicas. Una pena que existan casos así, porque lo peor es que esas personas no son conscientes del daño que se pueden estar haciendo a sí mismas al negarse el DEBER de sufrir, de sentir, y como dices tú, de conocerse a sí mismas. Nos guste o no son emociones de las que no podemos prescindir.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Holaa ja, ja, ja, pues todavía no psicóloga, pero sí, todos estos temas resultan fascinantes, porque cuando leemos o vemos una situación determinada, caemos en los prejuicios, porque creemos que si nosotros lo vemos tan claro: una persona golpeando a su pareja, tú dices: pues que la deje; sí, es un buen consejo, pero es complicado ponernos en los zapatos y piel de la persona que está sufriendo el maltrato, no sabemos en sí qué está pasando con ella, a nivel personal, emocional, y nosotros no podemos ayudar a una persona que no se quiera ayudar, sí podemos auxiliar, pero tratar a la persona como tal de todos sus demonios, pues va más complicado. En fin, qué bueno que te interesen todos estos temas, la curiosidad es increíble :D
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  16. Pues no, no había escuchado jamás el término pero por desgracia sí conozco a quien parece padecerlo. De hecho fíjate, hace unos días hablaba con una amiga sobre otra amiga por la que estamos francamente preocupadas por un tema así. te diré que al principio lo que estábamos era enfadadas con ella porque ciega y sorda es poco... pero la cosa va cada vez peor y ahora pues eso, muy preocupadas y tras leerte más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Hola preciosa. Para mí las fobias tienen una profundidad que... en ocasiones hasta se puede confundir. Si no me equivoco, a casi todo lo llamamos fobia, pero, también considero que la verdadera fobia es menos fácil de enfrentar que el propio miedo que todos alguna vez conocimos. Todo este tema, desde mi punto de vista creo que no tiene demasiados fundamentos y me parece un tanto generalizado, cuándo en verdad el caso de cada uno siempre es distinto. Claro que yo no soy psicóloga... .

    Un abrazo,

    Noa

    ResponderEliminar
  18. He visto que ya te mencionan por arriba lo del DSM-V y el CIE-10 que son los Vademecum de los trastornos mentales, ante las dudas, los manuales.
    A ver, lo único que te diría es algo que a mi me grabaron a fuego cuando hice la carrera, se considera un trastorno cuando afecta a la vida normal de la persona. Una fobia no es simplemente un "miedo a", cuando se habla de fobias es que la intensidad de esa emoción resulta incompatible con el desarrollo normal de la vida de la persona (ya sea por sus comportamientos o por las limitaciones que supone). En fin, que te encontrarás gente que tenga esa dependencia emocional pero si hablamos de fobia es otro nivel (nivelazo).
    Oye, que si te animas a estudiar la carrera pues me gustaría verte por clase ;)
    Besotes!!
    Pd. Erratas, argh! :P

    ResponderEliminar
  19. Hola Hola!
    Bueno, uff, que tema tan interesante, y me cuesta tanto hablarlo porque sufri mucho de la toxicidad.
    Espero que, realmente, no te afecte demasiado y muchas veces.
    Abrazo grande y exito en la vida
    Alvaro

    ResponderEliminar
  20. Pues yo encantado con la charla, lo malo es que cuando quiera reproducirla me tendré que tatuar el nombrecito en la mano porque se me habrá olvidado.

    ResponderEliminar
  21. Hola.
    Que interesante entrada, no conocía esta fobia, simplemente creía que habían personas bastantes débiles o Insegura para estar solas.

    ResponderEliminar
  22. Sí conocía el término y lo que conlleva. De hecho conozco gente que lo padece y en la consulta veo de vez en cuando rasgos de ello.
    Muy interesante ;)
    Un beso !

    ResponderEliminar
  23. Madre mía, menuda palabrita has escogido hoy. Mi círculo de amigos es muy reducido y todos tienen pareja estable, por lo que no conozco a nadie que pudiera padecer esta fobia. Esperaré ansiosamente la reseña de la novela. Besos

    ResponderEliminar
  24. Gracias por el descubrimiento de esta palabra, me encanta descubrir palabras nuevas para mí y sin duda esta tiene un significado muy curioso, no sabía que tenía definición esa obsesión por una pareja, muy muy interesante.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  25. ¡Holaaa! ^-^

    ¡Que entrada más interesante! Te lo digo muy en serio, a ver si yo también tengo que estudiar psicología jajaja. No sabía que existía esta fobia, sé de personas... bueno amigas, que tienen un comportamiento demasiado dependiente hacia sus parejas y puede que encaje con esta fobia.

    Yo me hallo soltera y felisss como una perdisss y si encuentro pareja pues muy bien, y sino, pues también jajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Qué curiosa, no conocía esta fobia, también me gustan estos temas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  27. Desconocía completamente este término por lo que ha sido una curiosa y muy didacta entrada. Me ha gustado y más porque si conozco amigas de mi edad que la padecen, y la verdad, no lo entiendo, con lo ideal de la muerte que se vive solo y ojo con eso no quiero decir que me arrepienta de mi situación actual, pero sí entiendo que no hay que forzar las cosas y que cada momento tiene sus cosas. Si es en pareja bien, y sino, pues no.
    B7s
    Ali - Entrelibrosycoletas ♥

    ResponderEliminar
  28. Hola
    Una entrada muy interesante.
    La verdad que sabía de esta fobia pero no el nombre que tenía... Personalmente no conozco a nadie que la tenga pero engiendonque debe ser muy duro y difícil pasar por eso.
    En fin, soy docente pero no especialista. Si te animas a estudiar Psicología, encantada de aprender.
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Hola.

    Pues no tenía ni idea de esta fobia, la verdad es que yo he tenido relaciones que me he sentido así, no quería quedarme sola, pero no creo yo tener esta fobia, aunque no estoy sin pareja desde que tenía 16 años, pero tiene que ser muy frustrante sentirse así todo el tiempo, te puede condicionar mucho. Esta genial la entrada.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  30. No siendo una profesional, sí que soy una friki, rodeada también de frikis, en concreto de uno, amigo de la infancia y compañero de clase, que tuvo hace unos años la ocurrencia de investigar sobre el catálogo de fobias, por eso conocía esta, y eso estoy cada dos por tres con las mías propias, la deuterofobia, la demofobia y unas cuantas más que no son para alardear de ellas, juas, juas. Creo que de la dependencia a la fobia hay un camino o una frontera que distinguir, y seguramente yo no sepa hacerlo, creo que en este caso en concreto también hay mucha herencia de mentalidad antigua y bueno, no suelo juzgar a nadie por estas cosas, por mucho que me llame la atención su actitud. Otra cosa es si me salpica.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  31. Hola, Esther, hay una frase que aún lo dice mejor que la mía: "más vale solo que mal acompañado". Gracias por el artículo, es un tema que da mucho de sí y sobre el que tendríamos que reflexionar más para no acabar intoxicados sino a salvo.

    ResponderEliminar
  32. Nunca te acostaras sin saber nada nuevo..

    ResponderEliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.