Relaciones políticas

By 9:00:00 , ,


El otro día, entre risas y quejas, escuché una conversación de lo más lucida e interesante entre un  grupo de personas. Lo siento, no puedo facilitar mis fuentes. El tema versaba sobre las relaciones con la familia política, véase, con suegros, cuñados, sobrinos, etc. Y es que algunas están tan deterioradas que casi podrían viajar en ambulancia.

La familia biológica no se elige, pero lo cierto es que la política tampoco, viene autoimpuesta. Este fue uno de los motivos de queja; se hizo un planteamiento sobre que al conocer a una persona viniese con carta de presentación, tanto propia como de su familia, especialmente respecto a su madre; algo así como acudir a una primera cita de golpe y porrazo con el/la "posible" y sus progenitores al mismo tiempo. Esto otorgaría la oportunidad de un 2X1 o de salir por patas con la mayor integridad posible, dado el caso....

No reflexiono únicamente respecto a esa madre (era el motivo principal de enfado) y el susodicho en cuestión, porque había un ejemplo concreto en el que la suegra era maravillosa pero el hijo le había salido rana. Y plantearse una relación a largo plazo con ella estaba como un poco fuera de lugar, jajaj.


Otro caso, muy controvertido, rozaba lo inaguantable. No solo es que los suegros se le hubiesen instalado en casa, reduciendo la intimidad y el espacio vital hasta límites insospechados, sino que además de las quejas constantes por la comida y otros menesteres, tampoco pegaban ni chapa, es decir, un rollo okupa pero en modo selecto. ¡Qué supremacía!

También quiero puntualizar un ejemplo de suegra estupenda, denominémosle la campechana, la típica señora que no te acribilla a whatsapps, ni a llamadas, que no se instala en tu casa, que no te da la murga, vamos, casi un 10 de suegra pero que no alcanzaba a 7 por su pasotismo. Y entonces, pensé yo, ¿se pueden intercambiar las suegras? Porque si la acosadora y la pasota se cambiaran de ambiente durante unos días, tipo como esos realities de "yo en tu casa y tú en la mía", sería una manera estupenda de ver las cosas desde otra perspectiva.

Y aquí viene mi pregunta, ¿existe la suegra perfecta? Y me refiero a perfecta a ese término medio de "te envío mensajes pero no te agobio", "te dejo vivir a tu aire y te visito pero no utilizo tus toallas" y que pase de todo pero no de ti especialmente.

Parecido respecto al tema de cuñad@s y sobrino@s, "no acabo de congeniar", "me quitan el oxígeno"... Está claro que uno barre para su casa y aunque se discuta, la confianza plena de una familia directa no es la misma que con la "pegada". ¿Se podría considerar, y valga la redundancia, como <políticamente incorrecta>?

Y otra cuestión, ¿todas estas personas son conscientes de que puede que algún día también sean suegr@s, cuñad@s, sobrin@s?

Para finalizar diré que esto es una mera recopilación de datos desde el más profuso respeto, humor e ironía. Se abre el debate.....

¡Contadme!


Echa un vistazo a...

16 comentarios

  1. Me ha encantado,hay de todo como en botica,besotes

    ResponderEliminar
  2. Yo he tenido suegras super estupendas (aunque, casualmente, alguna de ellas no se llevaba demasiado bien con su hijo...) y otras no tan estupendas. Es cuestión de suerte, supongo. La de ahora no está mal. Tiene sus cosas que a veces me sacan de quicio pero es buena gente; lo hace sin maldad, la mujer. Jajajaja. Y sí, a veces me planteo qué pensarán de mí como nuera/cuñada. Bueno, como cuñada no porque soy una cuñada fantástica. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Es un tema complejo este el de la familia política. En mi caso, mis buenos años me costó pillarles el punto a cada uno, y a pesar de la buena relación que nos tenemos, en cuestión de gustos, tipo de humor, ideología, intereses y demás, somos el día y la noche, no creo que existan personas más opuestas a mí. Al final, consigues llegar a un punto intermedio para que haya cierto equilibrio entre ambas partes. Eso sí, mi suegra, la mejor de todos ellos, la mejor que he tenido, de hecho. Todo corazón la mujer, la siento casi como una segunda madre.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola! En mi caso ya conocía desde hace años a mis suegros y a mi cuñada, la cual es mi mejor amiga, con lo que podría decirse que yo ya iba con el 2x1 hecho y no puedo decir nada malo de ellos con todo lo que les quiero, jajaja. Pero la persona perfecta no existe con lo que ni yo debo ser la nuera perfecta ni mi suegra será perfecta, aunque se le acerca, jejeje.
    La verdad es que en mi caso he tenido suerte pero sé de otros que no sé yo si soportaría algunas cosas que me cuentan.
    Por cierto, también hay casos de nueras que se llevan mejor con sus suegras que con sus madres, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Pues en mi caso no me voy a quejar, que he tenido suerte, tanto en tema suegras como en tema cuñadas... Tienen sus cositas, pero como todo el mundo, como las tendré yo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo no seré suegra en la vida, a Dios gracias, aunque por suerte tuve una de la que guardo una magnifico recuerdo. En otro orden de cosas, prefiero no dejar constancia por escrito jejejeje. Besos

    ResponderEliminar
  7. Jajaja, tema difícil pero divertido!! Yo no creo que exista la suegra, o familia política perfecta, me da que nunca estaríamos contentos del todo. El día que yo lo sea... bueno, ya se verá, jajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. La cuestión es que esa suegra no deja de ser madre, nunca. Siempre habrá cierta fricción, ya depende de la persona. Ahora bien, hablando de la familia política, ¿qué pasa con los cuñados y cuñadas? Porque esto daría para otro post...
    Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  9. Huy huy huyyyyy!! Yo no necesito familia política para amargarme, ya está mi propia familia para eso 😆😆😆 somos muchísimos primos y tíos y encima mal avenidos, un show de familia a lo película de Berlanga 😏

    Besitos cielo 💋💋💋

    ResponderEliminar
  10. Pues no sé, supongo que la suegra perfecta no existe porque entonces sería una persona perfecta y eso ya sabemos que no lo hay. Las habrá más aguantables unas que otras, incluso seguro que las hay encantadoras. Mira, la familia política no se elige pero es más fácil de ignorar incluso de pasar de ella que la biológica, está en tu mano aceptarla o no.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Conociendo las historias que hay por ahí yo siempre digo que he tenido muchísima suerte con la mía. Es un amorcito, además de respetuosa con todo. Sin embargo la de mi madre se las hizo pasar canutas al principio, aunque luego la quería como a una hija. Es una auténtica lotería!

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. No existe la persona perfecta, con lo cual nadie de la familia politica o biológica lo es. Yo creo que la clave está en saber relativizar, en saber sobrellevarlo según los casos en los que la cosa vaya mal y bueno, y saber mantener la distancia adecuada asegura una relación saludable. A mis sobris los adoro, llevan mi sangre y las cuñadas...siempre digo que tengo dos hermanos y cuatro cuñadas, pues sigo manteniendo trato y amistad con sus primeras mujeres. Un besote!

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado el post!! Yo he tenido de todo!! Suerte que tengo una familia biológica excepcional!!
    Besicos!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!
    Una entrada bastante simpática. La verdad es que hay de todo, hasta ahora no he conocido a ninguna de mis suegras (hehe) entonces no puedo opinar sobre ello, pero creo que no existe ni existirá.
    Como comentan ya, creo que todo está en aceptar a las personas e intentar llevar la fiesta en sana paz.
    Saludos Infinitos.

    ResponderEliminar
  15. Hola!
    jajaja si es que estamos hechos para quejarnos y no, creo que cuando nos quejamos de todas estas cosas no tenemos en cuenta que nosotros el día de mañana también seremos suegr@s, cuñad@s, etc. En mi caso realmente no me puedo quejar, me llevo estupendamente tanto con mis suegros como con mis cuñados, ni siquiera tengo queja de la familia de mi ex así que supongo que tengo suerte :p
    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Jajajajja, te gusta jugar con fuego, eh? :p Yo tengo suerte con mi suegra. Es perfecta.. los tíos de mi marido, maravillosos. Mi cuñada y mis sobrinos pasables y tal.. Pero sí, siempre hay momentos en los que engrosarías la larga lista de cosas que has contado. Pero resumiendo y poniendo puntuación, mi suegros se llevan una puntuación muy alta, mi cuñada y sobrinos bajan un poco, pero también. Perfectos!!!

    ResponderEliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.