A destiempo

By 22:32:00 , ,


Venía de leer a unos compañeros de otro blog que entre otros, me dedicaban hoy una mención especial. No solo me he sentido emocionada y halagada sino que en sus palabras he encontrado respuesta a ciertas cuestiones que llevaba días intentando solventar. Mis compis dicen que en mi espacio no solo hablo de libros sino que reflexiono sobre todo en general y sobre mis vivencias personales, en particular. Esto me ha hecho preguntarme: ¿hace cuánto que no me paro a reflexionar? ¿y a escribir? Porque pensar y reflejar con mis letras mi maremágnum emocional es un oasis, porque cuando no escribo me atasco, y siento que voy a destiempo.


(Imagen vía internet)


Cuando casi todas las personas están en épocas de parón y descanso, yo me altero. Cuando no me planifico me invade el desorden, que conlleva en caos y eso me produce desequilibrio. Sí, el desorden me desequilibra. El hecho de sentir que arrastro siempre tareas pendientes, sean de la índole que sean, me asfixia y entonces lo único que me queda es huir, ausentarme, distanciarme. Siempre todo para ayer o acumulado para mañana. Pero por fin comienzo a respirar.

Ya basta de risas entrecortadas, cafés anulados y llamadas pospuestas, porque es el aquí y el ahora; es hacer una balanza para que mis aletas de pingüina queden a la par en la cuerda de funambulista en las que me apoyo. El entorno es maravilloso, puedo patinar sobre el hielo sin caerme y a veces se me olvida. He tenido una temporada aislada en la que ciertos planes no salieron como esperaba y eso me frustró, por eso hoy, gracias al empujoncito de Moniki y Juan Manuel, que me han recordado que abrir el alma ante todos vosotros me quita un gran peso de encima, he dicho: voy a vaciarme. Aunque sea, como siempre, en blanco y negro.

Ahora siento que puedo volar.


Echa un vistazo a...

13 comentarios

  1. Me gusta mucho cómo escribes. Porque es muy honesto y aunque sea un poco triste lo cuentas bonito y con ganas de compartir. Me ha gustado especialmente lo de patinar sobre hielo. Seguro que ahora van mejor las cosas.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me llamo Juan Manuel, no Juan Carlos. Puedes consultarlo en mis libros, que seguro debes de tenerlos por ahí a la mano, jajaja. Pero bueno, a lo que voy, que me alegro que te hiciera ilusión la mención a tu blog, lo cierto es que es la pura verdad. Es un sitio con encanto donde además de libros también podemos participar en esas charlitas tan tuyas y tan cercanas. Nada, si encima te sirve para desahogarte y liberar estrés, mejor que mejor, todos salimos ganando. ^^

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola bella me encantado tu reflexión, entre tus razones hay algunas mias, por ello me he alejado un poco quise hacer un paron y vivir de verdad y un poco mas entre otras volver a estudiar y escribir o mas bien corregir mi novela que no termino de hacer, me gustó mucho un beso desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  4. Esther, dame la mano en ese desorden que te desequilibra porque a mí me pasa igual. No soporto el caos a mi alrededor porque eso me vuelve turulata y en estos momentos de mi vida tengo un CAOS con mayúsculas, uno de esos de los que no puedes huir porque estás en el epicentro. Voy por la vida con un embudo colocado en la cabeza, intentando mantenerme en pie. Pero yo me alegro mucho que empieces a respirar. En cualquier caso, aunque a veces sientas que naufragas, recuerda que hay gente que te lee y encima, gente que te menciona, aunque estén lejos como es el caso de Juan Manuel y su pareja. Eso es un puntazo guapa! Besos y pa'lante.

    ResponderEliminar
  5. Te entiendo perfectamente porque yo me desequilibro con una facilidad pasmosa 🤪 si no lo tengo todo perfectamente organizado, cuadriculado, me invade el desorden, el caos, los nervios, a veces hasta la desesperación; en cualquier faceta de mi vida y en cualquier parte física o emocional de mi ser, necesito tenerlo todo bajo control, pero eso sí, cuando me encuentro mal y descolocada, grito y gritovy me quedo como nueva 😂😂😂

    Besukis carinyet 💋💋💋

    ResponderEliminar
  6. Te describen perfecta en el blog del que hablas, al menos yo también estoy de acuerdo con esa imagen que proyectas. Siempre es un gustazo leerte y creo que a todos nos gusta leer estas reflexiones tuyas que te devuelven el equilibrio pingüi ;)

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Me encantan tus reflexiones y es un gustazo leerte siempre. Entiendo perfectamente tu necesidad de orden y control. Yo, personalmente, llevo unos días de descontrol en los que no está en mis manos planificar nada y siento que no camino sobre seguro. Necesito rutinas, estabilidad, seguridad, planes orden... Aunque claro, como todo, un orden dentro de mi desorden. No puedo estar parada, siempre tengo tareas pendientes que me motivan.

    Un besote

    ResponderEliminar
  8. Por aquí otra que tiene que seguir una organización estricta para todo o se desestabiliza. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Yo también he tenido mención y me ha hecho mucha ilusión. Me identifico contigo en muchas cosas, cada cierto tiempo caigo en ese desorden y angustia de no llegar a todo y culparme por ello. Nunca pienso que es imposible, sino que me echo la culpa por mala gestión del tiempo, lo cual no ayuda. Pero luego encuentro el equilibrio, la situación no cambia, pero yo aprendo a gestionarla mejor, y así sucesivamente. No sé si me explico, que me enrollo XD Un besote.

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    La mención era merecida pues con tus reflexiones (aunque tú las etiquetes de reflexiones raras), siempre consigues que nos paremos a pensar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Como me gusta cuando te sientas a escribir entradas de este tipo. Cuando te dejas llevar por las teclas y nos regalas un pedacito de ti. Las disfruto mucho, son parte del encanto de este rinconcito tan acogedor que has creado.

    ¡Mua!

    ResponderEliminar
  12. No sabía yo que los pingüinos volaran, aunque viniendo de tí... lo extraño sería que no fueras capaz de volar
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Sabes Esther, tu blog es uno de los poco que leo, sigo a unos cuantos pero no los miro casi nunca. tu blog es diferente de todos ellos, por eso me gusta; por un lado haces reseñas increíbles, cuidas tus palabras, la ortografía, la redacción, estoy segura de que no las haces a la ligera, sino que llevan su tiempo, que tomas notas, haces un borrador y después siempre estableces un antes y un después sobre el libro del que hayas hablado.
    Y no solo eso, a veces dejas los libros a un lado y simplemente res tú, te dejas llevar y muestras tu interior, tus pensamientos, tus sentimientos y dejas ver tu humanidad, tu más profundo ser y da gusto leerte.
    Un abrazo, pingüinita

    ResponderEliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.