"RITOS FUNERARIOS" (Hannah Kent)


" Dicen que debo morir. Dicen que le robé el aliento a unos hombres y que ahora deben robarme el mío. Supongo, entonces, que todos somos llamas de vela, brillantes de grasa, parpadeando en la oscuridad y en el aullido del viento, y en la quietud de la habitación escucho pisadas, pisadas espantosas que se acercan, que vienen a apagarme y a sacarme la vida del cuerpo en forma de corona de humo gris. Me fundiré con el aire y con la noche. Nos apagarán a todos, uno a uno, hasta que quede únicamente su luz, la que se ven ellos. ¿Dónde estaré yo entonces?"

Cuanto uno más títulos literarios se echa a la espalda más exigente se vuelve, y cada vez es más difícil encontrar uno que te remueva las entrañas y permanezca en tu memoria de manera continua. Tuve la suerte de sumergirme en “Ritos funerarios” de Hannah Kent. La autora australiana consiguió en 2011, con solo veinticinco años, el "Writing Australia Unpublished Manuscript Award", pero no fue hasta 2016 cuando Alba Contemporánea lo publicó en España. Traducida a veinte lenguas, os resumo mis impresiones.


Estamos ante la historia real de la última mujer decapitada en Islandia, Agnes Magnúsdóttir, acusada del asesinato de dos hombres, hallados en su casa quemados; éstos son Natal KEttilsson y Péttur Jónnson. Los acusados son tres: Friðrik Sigurðsson, Siggíður Guðmundsdóttir (Sigga) y la propia Agnes, en la que se centra esta historia. El comisario de la comarca, Blöndal, decreta que Agnes sea encerrada hasta su ejecución en casa del alguacil de la comarca, Jón, que reside junto con su mujer, Margrét y sus hijas, Lauga y Steina. Agnes tendrá que ayudar en las labores de tierra, como la siega del pegujal, y prácticamente pasa sus días sola, sin hablar con nadie a excepción de Steina, la única que no le tiene miedo y le hace más llevadera su deprimente situación, mientras espera ser decapitada. Antes de su ejecución pide como consejero espiritual al reverendo Porvardur Jónson, conocido como “Toti”, quien aun sin recordarlo, ya la conociera previamente. Ella se irá confesando de una manera libre y abierta con un Toti un tanto perdido, que no alcance a comprenderla, ya que es el segundo sacerdote y no se ha visto en circunstancia parecida con anterioridad.

Esta es una novela de prejuicios, el prejuicio antepuesto a todo por la mera comodidad de dar por hecho sin molestarse a preguntar. La injusticia de un testimonio prejuzgado  pudiendo conllevar a un error irremplazable, como la vida de una persona, se presenta en el libro con naturalidad. Una vez errado, no hay solución posible. Teniendo en cuenta que Islandia tenía una media de sabiduría bastante elevada, ya que que en el siglo XVIII ya había un alto grado de alfabetización, es del todo contradictorio esta injusta manera de señalar con el dedo, sin compasión, con acritud.


" A las criaturas debería amárselas por su sabiduría, si no es posible hacerlo por su bondad."


Según se suceden los días, y tras un rechazo inicial hacia Agnes muy presente en todo momento, toda la familia escucha su testimonio y, especialmente Margrét, comienzan a dejar esos prejuicios al margen y comienzan a tratarla con respeto. Pero la justicia cumple su papel, terminando Agnes y Fridrik decapitados.

A pesar de que algunos lugares y personajes son ficticios, como indicaba al principio, es un hecho que sucedió. La perspectiva que expone la autora deriva en varias cuestiones muy interesantes, como el hecho de que la mujer leyera o se instruyera a escondidas; el abuso de poder respecto a la clase obrera; y la diferencia residente entre la familia estructurada y la atípica, donde radica un gran abismo. Por lo tanto, ¿por qué dejarse llevar? ¿por principios o por prejuicios? Hay  una gran irrevocabilidad cuando la desgracia te persigue desde siempre, y haciendo alusión al tema familiar, hace reflexionar no únicamente sobre los prejuicios e injusticias, sino también en la importancia de tener un pilar en la vida que ayude en el día a día, cuando todo se vuelve lúgubre. 


"Después de decidir que tengo que marcharme de aquí, los hombres de Stóra-Borg a veces me atan las piernas por la noche, igual que hacen con las patas delanteras de los caballos, para asegurarse de que no me escapo. Parece que con cada día que pasa me ven más como un animal, como a otra bestia de ojos inexpresivos a la que tienen que alimentar con lo que encuentran y mantener a cubierto. Me dejan a oscuras, me niegan el agua y el aire, y cuando necesitan moverme me atan y me llevan adonde les place."

La descripción de Kent es muy rica y detallada, lo que aún ameniza más esta lectura, pero el punto estrella es su prosa tan bella, con ritmo lento y pausado, que provoca una trama sencilla pero muy hermosa, y que tiene como desenlace lo que uno espera, con la dureza  necesaria del argumento que hace encoger el estómago, incluso a sabiendas de que el comienzo del libro ya es esclarecedor.

A mí me recomendaron esta lectura, yo no he dejado de recomendarla porque es uno de los mejores libros que he leído hasta ahora. Se le ha comparado con “Alias Grace”  de Margaret Atwood. No he leído el libro pero sí he visto la serie completa y he de reconocer que tiene ciertas coincidencias o similitudes en la línea argumental.

Os insto a que os animéis. Yo, mientras tanto, me lanzaré lo antes posible a por "Los buenos", que ya espera turno en mi estantería.


" Hay momentos en los que me pregunto si no estaré ya muerta. Esto no es vida; esperar en la oscuridad, en silencio, en una habitación tan mísera que he olvidado a qué huele el aire fresco. El orinal está tan lleno de mis desperdicios que como alguien no venga a recogerlo pronto va a rebosar. ¿Cuándo fue la última vez que vino alguien? Todo es ya una larga noche."



Puede que te interese ....

26 comentarios

  1. ¡Hola Esther! No conocía este libro pero como expone temas de injusticias, de alfabetización y toma lugar en una histórica Islandia se convierte en unos imprescindibles para mí más aún porque mencionas que es excelente.
    Un abrazo enorme chica.
    Mil gracias por la reseña.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  2. Coincido plenamente con tus impresiones. A mi este libro también me cautivó.

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Lo leí el año pasado y me encantó. Lo que más me gusto es como la autor retrata o describe los sentimientos de Agnes, como llegas a empatizar con una asesina y como recrea ese ambiente opresivo de la Islandia de mediados del siglo XIX.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    No conocía el libro y me ha gustado todo lo que has contado. Tomo nota.
    Gracias por la reseña.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Holaaaa!

    Ayy tienes mucha razón, y es que cuantos más libros lees es más difícil encontrar uno que te encante y te sorprenda como si fuera la primera vez... pero me alegra ver que has descubierto a esta autora. Yo he leído "Los buenos", que también es suyo, y me gustó un montón, si te ha gustado este seguro que te gusta el otro. Tenía "Ritos funerarios" en el punto de mira desde hacía tiempo y con tu reseña me lo has recordado jajaj

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola.
    Tienes razón en que con tantas lecturas ya es difícil encontrar una que nos llegue al calar hondo, me alegro que esta lectura lo haya conseguido.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola preciosa!

    A mí me encantó, como bien dices te remueve algo por dentro, te mete de lleno en la historia y a mí me dio mucha pena el desenlace. También tengo Los buenos en la estantería esperando turno, gracias por recordármelo ;)

    Un besote...o dos!

    ResponderEliminar
  8. Me la compré precisamente por las buenas impresiones que estaba causando y tengo muy claro que la voy a disfrutar, pero necesito encontrar el momento adecuado para su lectura y por eso aún está a la espera en la estantería. Besos

    ResponderEliminar
  9. Es uno de esos libros que por mucho que pase el tiempo sabes que tienes que leer, y de hecho ya lo tengo fichado en la biblio para cuando encuentre un hueco. Parece un tipo de lectura de esas que te permiten reflexionar y te remueven por dentro, creo que me gustará ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Si es una historia real me animo seguro, pero aún tendrá que esperar un poco. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Aish, que no he leído todavía nada de esta señora y ya estoy tardando. Y encima vienes y me dices que en cierta manera te ha recordado a "Alias Grace" de Margaret Atwood (una de mis autoras imprescindibles desde siempre). Pues nada, que tengo que leerla, sobre todo por la prosa y manera de contar, y además creo que empezaré justo por "Ritos funerarios", me has convencido. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Creo que dejarlo pasar sería un error, es una novela atemporal que te llega sea cual sea tu género literario favorito ☺️

    Buena reseña!
    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  13. Acabo de leer otra reseña de esta novela y me apunto. Me lo guardo para cuando esté de ánimo porque por muy bonito que lo cuente y poética que sea la prosa, la historia es muy cruda y me imagino que además se queda dando vueltas dentro.
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. La tenía apuntada pero olvidada en la lista de pendientes asi que la subrayo y me llevo Los buenos, que no me acuerdo ahora mismo de que va. Besos

    ResponderEliminar
  15. Anotada en esa eterna lista de de deseos la tengo. No sabía de la comparación con Alias Grace, yo tampoco he leído la novela pero la serie me gustó muchísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola! No conocía este libro, pero creo que me puede gustar por lo que cuentas. Además, lo recomiendas y me fío de tu criterio. No he leído Alias Grace pero quizás sea una lectura también para este año.
    Un beso desde Jardines de papel .
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  17. Hola. Yo tengo el libro, aunque sin leer. Lo conocí por el blog de Ayla y nada no me lo pensé dos veces y me lo compré.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Estos días no paro de leer reseñas muy positivas de este libro y me estáis dejando con ganas. Pero tendrá que esperar un poco, a ver si aligero un poco mi estantería de pendientes.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  19. Gracias, Esther. Había leído excelentes críticas de este libro. La tuya, como siempre, es un empujón imposible de esquivar.

    ResponderEliminar
  20. Definitivamente, después de leerte, me lo llevo a mi estantería de pendientes. ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  21. Lo tengo pendiente, a ver si algún día le llega su turno.... Quiero un día de 48 horas pero para tener 24 para leer...
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Enfrentarse a una historia dura pero bien contada parece que la convierte en menos dura. EStoy viendo muchas opiniones y no me cabe duda. Me la llevo. Besos

    ResponderEliminar
  23. Parece una historia bastante intensa la verdad, así que tengo que leerla. Me encantaría que también me removiese las entrañas. Un besito!

    ResponderEliminar
  24. Hola! me parece que tiene algo semejante a El Extranjero, de Camus, historia también triste. Por un lado me gustaría leerlo por ver como va esa trama de opresión e injusticia contra la protagonista. Por otro creo que lo voy a pasar bastante mal pero comentas que es uno de los mejores libros que has leído así que igual me armo de valor y lo leo. Besos!

    ResponderEliminar
  25. Lo tengo bien apuntado, así que no sabes el buen rollo que me ha dado al leer que es uno de los mejores libros que has leído. Qué pitanza!!

    Un beso ;)

    ResponderEliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.

Si eres nuevo seguidor, por favor, ponme el link del tuyo.