"LO QUE FUIMOS" (Golnaz Hashemzadeh Bonde)


Me resulta muy sorprendente quien cataloga de “buena pinta” un libro sólo por su portada. Sí, reconozcámoslo, lo bonito siempre atrae y una ilustración atractiva hace que nos apetezca curiosear el libro. Esto fue lo que me pasó con “Lo que fuimos” mientras buscaba otro título en la librería; serendipia, lo llaman. Y así vino a #esthertxulandia la obra de la autora iraní – de nombre impronunciable – Golnaz Hashemzadeh Bonde. A pesar de que no soy muy fan de Duomo esta vez sí me ha gustado la obra, aunque no me ha entusiasmado plenamente. Os cuento mis impresiones.




A Nadih le acaban de diagnosticar una enfermedad incurable, le queda poco tiempo de vida. Es una mujer muy luchadora, con un pasado lastrado a su espalda al que ha tenido que sobrevivir, día a día, sufriendo su desgracia en cada poro de la piel; pero saber que la vida continuará sin ella le amarga y resulta perturbador. Tras haber huido de Irán y haberse instalado en un país que no era el suyo, buscando que su hija tuviese un futuro el día de mañana, intentando integrarse, es capaz de conseguir salir adelante; algo encomiable. ¿Cómo podría Nadih afrontar este tiempo prestado y luchar por su hija y por ella? Ahora que las cosas parece que mejoran y le dan una tregua, ¿cómo puede la vida atestarle este golpe al mismo tiempo? ¿No ha sufrido ya suficiente?

"Me sentía agitada. Atrapada. Sí, me he sentido muy a menudo prisionera en mi propio hogar, en mi propia mente. Y ahora estoy encarcelada en este cuerpo enfermo."

Ahora que están tan de moda las novelas de madres e hijas, esta es una más, y a pesar de todo, a mí me ha rozado el corazón. ¡Ojo!, digo rozado y no pinchado. Nahid desprende lucha, realmente está en la vida merecidamente, con su arrojo, su fortísimo espíritu y sus ganas de vivir, aunque en algunas escenas se sobrepasa con su hija. Esto resulta incómodo y hace posicionar al lector en la misma perspectiva que la hija, y en otras la autora da la vuelta a su relato y hace vivir la de la madre. Sé que suena contradictorio, pero no hay apenas giros ni sobresaltos; el argumento es bastante lineal.

He leído #loquefuimos en un momento de mi vida muy duro emocionalmente, y me ha gustado porque Nadih me ha insuflado una energía que creía enterrada, desaparecida. Ser madre es proteger pero no machacar, y esto me ha generado sentimientos ambiguos. Si tuviese que hacer una valoración global añadiría que también tiene cierto valor distópico, pero no es lo que más me importa de la obra. Esta es la segunda novela de la autora, una joven escritora que ya tiene cierto reconocimiento en la literatura sueca a pesar de su origen iraní, y a la que seguiré la pista.

"Siempre he creído, siempre he pensado, que soy más fuerte de lo que la gente imagina. Pero ahora es al revés. Los demás me ven como a una superviviente, pero se equivocan. Estoy muy asustada, me da mucho miedo la muerte. Estoy más asustada que nunca, más aterrorizada de lo que creía posible. Pensaba que la muerte sería algo rápido y violento. Una bala en la cabeza, un accidente en coche, una bofetada, un porrazo y adiós. Estaba preparada para algo así, pero no para esto. No para esperar. Y esperar. (...)
Esto no es lo que yo imaginaba. No es lo que esperaba de la vida. Esta prolongada espera de la muerte."

¿Me ha aportado algo su lectura? Mucho. ¿Me ha enseñado? Sí. ¿Me ha hecho reflexionar y sentir? Sí a ambas. Aún así me ha faltado intensidad, el motivo por el que no me ha llenado del todo, y a pesar de ello, la recomiendo, porque es bonita y triste simultáneamente, y ya sabéis que me pirra la novela intimista.


Puede que te interese ....

29 comentarios

  1. Pues tengo que decirlo: pintaba muy bien 😅 y es que a mí una portada bonita, pues me gusta.
    No te digo que no, al menos de forma definitiva, no me atrae tanto como para lanzarme, pero no me disgusta 🤯🤪😅

    Le doy una vuelta.
    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. No, yo ahora con el embarazo no estoy para leer sobre estos temas...

    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  3. Parece esta muy bien este libro. Aunque falte intensidad
    Hace reflexionar. Me lo anoto.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  4. Justo acabo de leer una novela "bonita y triste" y he quedado con ganas de más porque son libros que me llegan hondo.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  5. Holaa, pues suena una historia muy interesante, me van dando curiosidad las historias de madres e hijas, pero no sé, una historia lineal como que me aburriría, no lo sé, en fin, qué bien que te haya gustado y hecho reflexionar :D
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
  6. Me gustan este tipo de historias, así que me la anoto. Pero tendré en cuenta lo de esa falta de intensidad. Bajaré expectativas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Yo la descarté por la temática, se me hace cuesta arriba esto de las enfermedades.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No lo conocía, pero creo que puede gustarme, me lo apunto. Muchas gracias por el descubrimiento. Muxus.

    ResponderEliminar
  9. Esta vez no creo que sea mi libro de lectura. Al menos por ahora, no la disfrutaría.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! A mí también me pirran las novelas intimistas pero las que pinchan, no las que rozan y es que puestos a pasar el trago, pues hasta las últimas consecuencias.
    Si te ha servido pues muy bien por ella y ya ha merecido la pena.
    Ahora mismo lo cierto es que no me da el ánimo para leer una historia tan triste y de tan mala suerte. Y sí, estoy de acuerdo en que ser madre no es machacar, los hijos no son posesiones.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. No lo veo para mí pero reconozco que algunas portadas me entran por los ojos 😄😄
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Yo soy una fetichista total con las portadas y, sobre todo, con los títulos...
    Con este título valoro todo lo que nos cuentas y no dudo que quizá en otro momento podría ser una lectura adecuada para mí, pero ahora mismo rotundamente no.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Interesante para tenerlo en cuenta!!besos

    ResponderEliminar
  14. Que en un libro así falte intensidad me desinfla, además que no estoy ahora mismo para una lectura así
    Besos

    ResponderEliminar
  15. En otro momento no te digo que no, pero ahora mismo no podría con ella. Aunque lo de que le falte intensidad no sé yo.
    Un beso 😉

    ResponderEliminar
  16. Uy, no, ya sabes que lo triste no suele ser para mí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Hola.
    Pues tiene muy buena pinta aunque ahora mismo no me apetece nada algo de drama, y pese a que no ha llegado a tu corazón del todo creo que el día de mañana si me topo con él podría llegar a darle una oportunidad.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  18. A mí la colección Nefelibata de Duomo sí me gusta, pero no todos sus libros por igual. Quizás el que más corto se me ha quedado es precisamente el que más alabanzas generalizadas se ha llevado ("Me llamo Lucy Barton", de Elizabeth Strout"), y la pega que tú le pones a este se parece en líneas generales a la que yo le puse al de Strout. Vamos, que no me importaría leerlo, pero quizás más adelante, ahora no me veo.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  19. De momento no me llama mucho, aun así gracias por tu entrada;)

    ResponderEliminar
  20. Hola preciosa!
    La verdad es que yo soy de fiarme mucho en las portadas bonitas incluso he llegado a comprar algún que otro libro por su portada y luego me he encontrado con una birria de historia pero bueno... a ver, no lo puedo remediar. En cuanto al libro pinta genial pero ahora mismo no es el tipo de libros que busco para mi rato de lecturas.

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
  21. ESte tipo de lectura debería conmover hasta la médula. Una pena que no te haya trastocado totalmente (tú me entiendes). Me ha pasado algo similar con una lectura reciente. Conmovedora pero solo demoledora en los capítulos finales. Y sí, la cubierta es muy bonita y yo también digo, pues tiene buena pinta. Besos

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola! ^^
    Con este libro no creo que me anime.
    No es el tipo de lectura que busco en estos momentos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  23. ¡Hola!
    Por ahora lo voy a dejar pasar.
    Gracias por la reseña y te mando un besazo.

    ResponderEliminar
  24. Hola! No conocía este libro pero no me importaría darle una oportunidad. Lo voy a tener en cuenta.
    Besos!

    ResponderEliminar
  25. ¡Holaaa!

    Madre mía que pintaza. Ya desde la portada es cierto que llama la atención, y encima el tema que trata, la relación entre madre e hija, y si encima es capaz de ponerte en el lugar de una y de la otra, empatizar y luego no... ains no se, creo que va a ser una lectura genial, me lo llevo apuntado.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  26. HOla!! Puede estar bien, aunque de momento no me animo, tampoco la descarto más adelante esta novela. ¡Gran reseña! Besos!!

    ResponderEliminar
  27. Leí una novela de madre e hija, y no me gustó nada; creo que simplemente no son dinámicas que me gusten leer. Así que dejaré pasar este libro, gracias por la reseña :)

    ResponderEliminar
  28. Es una obra un tanto fuerte porque trata temas muy delicados pero la veo también como una gran ayuda para ciertas personas, tengan o no enfermedades. Por cierto, me encanta como te expresas. Un beso.

    ResponderEliminar
  29. También a mí me gustan las historias intimistas, pero en esta ocasión lo dejo pasar. Esa falta de intensidad de la que hablas me parece una razón de peso.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.

Si eres nuevo seguidor, por favor, ponme el link del tuyo.