" NIÑOS EN EL TIEMPO " (Ricardo Menéndez Salmón)


Lo hemos comentado en múltiples ocasiones, pero hay libros que pasan por nuestro lado sin darnos cuenta hasta que alguien cercano te lo recomienda y entonces caes. Tras la muerte de mi niño me recomendaron "Niños en el tiempo" de  Ricardo Menéndez Salmón, editado en 2014 por Seix Barral. Hoy vengo a hablaros de este libro en el que me alegra haber caído.


" Las cosas que los muertos dejan tras ellos. Esa vida privada, inmune a la felicidad, a los objetos, las reliquias, las posesiones. La estúpida permanencia de una cuna, un peluche, un sonajero. La inerte materia de la que están hechos un pijama de un bebé, la tetina de un biberón, la pila ya para siempre idéntica a los pañales (...) Cómo seguir llamando habitación del niño a aquel cenotafio inmundo; cómo seguir viendo la bañera vacía como una promesa de juegos; qué disciplina del sueño y de la vigilia a aplicar a las noches de pronto sin llantos, hambre ni compasión. "

Partamos de la premisa de que navegar entre las páginas de una historia dura es angustioso, pero vivirla es mucho peor. Menéndez Salmón nos adentra en el fin de un matrimonio tras la pérdida de su hijo; dos personas destrozadas, unidas inicialmente por amor, y rotas por el dolor. Dos prismas, dos aristas, dos universos que ya ni siquiera continúan en paralelo. Un duelo tormentoso que han de transitar por separado para poder seguir adelante, e insisto en seguir adelante porque nadie se recupera nunca de la ausencia de un hijo. La transformación que sufre esta pareja, separada en sendos bloques, desgastada por ese dolor que pesa tanto que aleja, les dirige sin rumbo al aislamiento del ser.

El autor se centra en expresar las emociones de Antares y Elena sin la necesidad de entrar en sentimentalismos baratos, sino simplemente exponer el desgarro de unos padres huérfanos de hijo, con la soledad que ello conlleva, y teniendo que continuar además en un camino sin la compañía del otro. Y al mismo tiempo, se abre un hilo alternativo en el que el autor divaga sobre lo que pudiese haber sido la infancia de Jesús, incluyendo a otros muchos personajes biblícos. Dicho así, podría sonar a desvarío, pero lo cierto es que la narración es enigmática y la propuesta muy inteligente y cautivadora; arriesgada, sí, y a su vez magistral.

" La noche más triste nunca es la primera. Pero la primera noche triste es la más larga de las noches tristes por vivir, aquella en que la extensión de la herida se muestra infinita. La noche en que se comprende lo que queda por venir, entre otras cosas la noche más triste. "

No puedo añadir nada más porque estropearía el contenido, así como no puedo agrupar en un único género, porque aun catalogada como novela, también tiene mucho de ensayo, distopía, monológo interno....   Sé que este libro es para unos pocos, lo asumo, pero yo no puedo hacer más que recomendaros este argumento tan atípico, en el que me he sentido reconfortada y comprendida. Gracias, Ricardo, este texto ha alivianado mi propio duelo, e imagino que el tuyo también.

" Un día escribirás sobre todo esto (...) Un día escribirás sobre nosotrros, sobre este momento (...) Pondrás palabras a toda esta ruina, a esta mierda en que nos estamos convirtiendo, y sentirás que has cumplido conmigo, contigo, con nuestro niño. Y yo te odiaré por ello."



Puede que te interese ....

24 comentarios

  1. Levantarme, leer esta entrada que vuelve a ser tan íntima -que habla de una novela pero ambas sabemos que de mucho más- y pensar en la ingente tarea que tienes (tenéis) cada día, la de vivir con la ausencia de A.
    A Ricardo hace tiempo que le sigo la pista y sé que encontraré el momento y el tema (su última novela hablaba de su padre, siempre trata temas muy íntimos) para hacerlo. Pero creo que ésta sería, sin duda, una buena elección.
    Te abrazo fuerte, Esther. Y, a pesar de la dureza de lo que hablas, qué bonito es leerte, cuánto sentimiento despiertas.

    ResponderEliminar
  2. Jo chica me dejas... no sé qué decirte porque ya no sé si es que quiero leer el libro o simplemente que me gusta leerte a ti :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado leerte pero no me apetece en absoluto adentrarme en la historia de esta novela.No me la llevo Esther.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Madre mía, la veo demasiado dura y dolorosa ahora mismo para mí, creo que desde luego ahora no es su momento, me gusta lo que cuentas, pero no me llama meterme en una historia con este dolor impreso
    Besos

    ResponderEliminar
  5. A mí me gustan mucho las narraciones para inmensas minorías, de esas que te llegan cuando las necesitas y que poca gente a tu alrededor parece entender, excepto tú, es como si libro y lector se entendieran mutuamente.
    Me gusta mucho Esther.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  6. Cuando te pasa algo duro cuesta la vida entera leer algo aunque sea ficción que trate el tema pero cuando consigues hacerlo encuentras una especie de conexión y comprensión aunque sea una novela, una historia inventada.
    La verdad es que creo que me sentiría triste desde la primera a la última página porque aunque no he vivido ese dolor me ha tocado bastante de cerca.
    Te admiro muchísimo.
    Por cierto, ¿has visto la peli de Natalie Portman, El amor y otras cosas imposibles?
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Buf, tiene una pinta demoledora. No creo que me atreva con ese tema, por más que él sea una gran escritor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola,
    sé que no podría con esta novela así que la dejo pasar.
    Un beso muy fuerte, guapa

    ResponderEliminar
  9. Puf, con la niña recién nacida no creo que lo pase bien leyéndolo. Quizá más adelante...

    ResponderEliminar
  10. Hola! Es de esos libros que te llegan adentro por lo duro y triste que es. Me llama mucho la atención pero sé que me afectaría mucho. Lo apunto pero no se si seré capaz de leerlo. Me ha encantado la reseña y sobre todo me ha encantado que este libro te haya hecho tanto bien.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. No lo conocía así que gracias por la reseña y el descubrimiento.
    Parece una novela dura y de emociones y este estilo me gusta.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Entiendo que te haya gustado, pero yo sería incapaz de leerlo, es demasiado doloroso y demasiado complejo, sufriría demasiado.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola!
    Este título no lo conocía pero de momento creo que no me llama mucho, no sé, la portada me transmite algo que me preocupa a mí misma jaja, gracias por contarnos, ¡un beso!

    ResponderEliminar
  14. Ahoro leo muchos libros de temas tan importantes,emocionantes y graves, lo apunto :)

    ResponderEliminar
  15. Muy a tener en cuenta esta lectura!!besos

    ResponderEliminar
  16. ¿Pero qué me estás diciendo? Me acabas de dejar como si me hubieras dado un mazazo en la cabeza... Ni siquiera sé qué decirte. Ahora no. Besos

    ResponderEliminar
  17. Me gusta leer la intensidad de lo que sientes La muerte imposible poder describir lo que se siente.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Me alegro mucho de que te haya reconfortado, Equilibrista.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola!
    Yo creo que este libro me costaría leerlo, aún así me lo llevo anotado.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  20. Tiene una pinta de ser una lectura dura pero muy interesante. Anotada.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  21. Holaa!! tu reseña me ha gustado mucho, pero creo que este libro no es para mi, así que esta vez lo dejaré pasar, pero gracias por compartir tu opinión.

    Blessings!!

    ResponderEliminar
  22. Qué historia más dura, Esther y qué bonito la has descrito. Se nota que te ha tocado de cerca y te ha quedado una reseña preciosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Hola, vaya, es que no sé qué comentar, pero dentro de esto, qué bueno que hayas encontrado consuelo en las palabras, que te hayan confortado cuando más lo necesitabas y muchos besos.
    ¡Besos! :3

    ResponderEliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.

Si eres nuevo seguidor, por favor, ponme el link del tuyo.