" LAS ESTRELLAS " (Paula Vázquez)

Desde que descubrí Tránsito editorial con "Las madres no" siempre estoy atenta a sus nuevas publicaciones. De este modo se cruzó en mi camino literario  "LAS ESTRELLAS" de Paula Vázquez, de la que hoy os traigo mi opinión.


Las estrellas son ambivalentes, por eso hablamos de estrellas buenas y estrellas malas. La compulsión de las estrellas son las pautas inconscientes con las que nacemos de acuerdo a la posición de los cuerpos celestes a la hora de nuestro nacimiento.


Este libro narra la despedida de una hija a su madre, surgida de la necesidad apremiante de desahogarse, de contar su sufrimiento, de exponer su proceso de duelo tras su ausencia, y la falta de acompañamiento en su último aliento. Una gran reflexión sobre la vida y la muerte sin entrar en terreno distópico. Vázquez carga en este relato una emoción dulce y cálida, teñida de melancolía, en que madre e hija fluctúan, cada una desde un satélite pero siempre en un mismo universo.

El tiempo del duelo puede experimentarse como la permanencia en una isla cubierta de niebla. Así puede estar la mente, confusa, errante aunque atada a un peso de hierro en una zona sin respuestas. Hay quienes pasan por alto este proceso, siguen la rutina, se levantan, se van a trabajar, hablan del asunto con cadencia administrativa, pero en silencio la falta les inundará.


Me ha emocionado esta historia y me ha cautivado por completo la sensibilidad y cercanía de la argentina, haciendo acopio de una gran inteligencia emocional con la que exponer algo tan íntimo, y de un influjo poético que está presente de principio a fin. 

No quiero desvelar más, son 160 páginas de un libro que a mí me ha sorprendido gratamente y que, por consiguiente, recomiendo.

Una emoción nueva se instaló en mis gestos, en mi lenguaje, en el modo de rechazar cualquier acercamiento. Era una capa de rencor que me había tomado las manos y operaba en mi cuerpo a voluntad. No estaba enojada con mi mamá, con su ausencia ni con su enfermedad. No quería estar con mis amigas, no quería hablar con nadie. Ninguna de esas relaciones podía darme lo que necesitaba en ese momento. El problema no eran ellos, en toda mi vida yo era la que siempre estaba en el lugar de sostén. Eso no es un camino que sea posible desandar de un segundo a otro.

Puede que te interese ....

10 comentarios

  1. Hola, guapa:
    ahora mismo no tengo la cabeza para una lectura de este tipo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es bueno que te haya emocionado ❤

    ResponderEliminar
  3. Hola! No conocía el libro pero lo cierto es que parece muy interesante y aunque no es lo que suelo leer no lo descarto para más adelante. Gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Me encantan estos libros que saben tan bien exponer sentimientos. Es como que te arropan. Mis favoritos hasta ahora son Refugio de Tempest Williams y H de halcón (no me acuerdo de la autora).
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pura emoción por lo que cuentas. Tomo nota, que no la conocía.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Fuerte y bello, gracias por recomendar.
    Saludosbuhos.

    ResponderEliminar
  7. Muy buenas, parece un libro duro, quizá tenga que pillarle a una con cuerpo. me alegra que te gustara. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. uuuufff me llega alma este texto por mi hija aunque gracias a Dios la tiene cerca a veces se va temporadas a casa del padre la siento mucho, gracias por compartirlo amiguita, un abrazote desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  9. No creo que me anime, pero gracias por compartirlo :-)
    Un beso.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.

Si eres nuevo seguidor, por favor, ponme el link del tuyo.