" H DE HALCÓN" (Helen Macdonald)

Con todos los premios que tiene este libro (Best seller del NY times, Premio Samuel Johnson al mejor libro de No Ficción, Premio Costa al mejor libro del año) no sé cómo no había reparado antes en él. "H de Halcón" de Helen Macdonald es, cuanto menos, un libro que no deja indiferente. Escrito originalmente en inglés,  a España llegó en 2015 de la mano de Ático de los libros.



Cambridge. Tras el fallecimiento del padre de Helen decide comprar y adiestrar un azor, un ave letal.  Se vuelca en la cetrería hasta el punto de convertirse en su obsesión y por ende, en adicción. El mundo de las aves es el refugio donde guarecerse del dolor. La autora se apoya en la obra de T. H. White, compartiendo múltiples referencias bibliográficas, buscando refugio en ellas para así escapar del sufrimiento; casi se podría decir que  se establece un paralelismo entre la vida de  White y la de Macdonald. Está compuesta de dos partes, la primera se posiciona más en el dolor candente provocado por la muerte, la ausencia, el vacío, enfocado desde la ira y la negación; en la segunda, tenemos a una Helen más madura, desde un prisma más sereno, establecido, y que lucha por su crecimiento interior.

El tono es gris, melancólico, y la narración muy bella. Yo no no he conseguido conectar del todo con esta historia, porque prevalecen todas esas referencias a cetrería (halcones, azores, urogallos, entre otros) que la exposición de emociones y sensaciones, que personalmente creo se queda en una parte demudada, silenciosa, como si vulgarmente dijéramos se viera la ausencia "desde la barrera".  Buscaba una lectura sobre duelo con un trasfondo aviar y me he topado con una obra que habla en un 90% de cetrería, una temática que no me interesa en absoluto y que me ha llegado a aburrir bastante, y el restante de alusiones a la memoria familiar, a volver a esos momentos compartidos con el padre que ya no está.

" El azor era un fuego que consumía mis penas. En él no cabían ni arrepentimiento ni duelo. Ni pasado ni futuro. Vivía solo en el presente, y ese era mi refugio. Huía de la muerte sobre sus alas rayadas y batientes. Pero había olvidado que el acertijo que era la muerte estaba también inmerso en el azor, y que yo estaba inmersa en él".


A caballo entre el ensayo y la novela, la mayor parte de la narración se centra, como decía, en las publicaciones de T.H. White,  resultando densa, extensa y del todo innecesaria. Qué poco se habla de emociones enterradas, aunque lo hace, sí, en una proporción ínfima. Esos sentimientos se describen con maestría, de forma sincera. Cuando se desnuda se deja atravesar por el dolor y comparte con el lector todo ese cúmulo de palabras que se le agolpan en la garganta, aunque pocas veces se lo permite, como si ese océano estuviera demasiado congelado como para acercarse siquiera a mirar.

Por ser una obra personal, de no ficción, entiendo la necesidad de la autora de plasmar todo esto en papel, sin embargo, yo no he conseguido apenas empatizar con el personaje a pesar de comprender el sentimiento de abandono, latente desde el principio.  Ese duelo casi patológico que viene de no tratarse ni con la madre ni con un profesional de la salud mental, algo taaaan necesario, que respeto pero no comparto, y esa necesidad de huir del dolor que nunca funciona, apenas se nombra en este relato. Los recuerdos siempre encuentran una rendija por donde colarse y arrasar todo a su paso, pasen los años que pasen, pero Macdonald no se da espacio para cerrar la cicatriz. 


"He aquí una palabra. Duelo. O doliente. La palabra inglesa para duelo, bereavement, procede del inglés medieval bereafian, que significa <desposeer de algo, arrebatar, aprehender, robar>. Robado. Arrebatado. Todo el mundo lo sufre. Pero lo sientes sola. Por mucho que lo intentes, no puedes compartir la conmoción de la pérdida".


Iba con unas expectativas altísimas por recomendación y, si bien reconozco la originalidad de la obra, en conjunto me ha dejado un tanto fría. Me ha pesado más la parte que no me interesaba; de hecho, me he saltado párrafos y párrafos buscando terminar la lectura cuanto antes. Es cierto que no me había topado hasta el momento con un libro que se inmiscuyera en el universo de la cetrería pero lo que esperaba era que ahondase más en la descripción de emociones. En definitiva, ni blanco ni negro.


Puede que te interese ....

19 comentarios

  1. Hola! No conocía el libro pero lo cierto es que no es mi estilo de lectura y no creo que me anime con él pero gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Oh, vaya, por lo que pusiste en Insta ya intuía que no habíamos acertado. A veces pasa, es difícil con estos temas. A mí la cetrería no me interesaba nada pero en este libro sí que consiguió engancharme por el significado que le da. Otra vez será.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Una pena que no haya llegado a ser lo que esperabas, suena interesante el planteamiento pero me temo que en el desarrollo se pierde el interés por lo que cuentas =)

    ResponderEliminar
  4. Una pena que no lo hayas disfrutado como esperabas. No me llama mucho la atención, que no es un tema sobre el que me guste leer, así que lo dejo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Una pena que no fuera la lectura que creías. No creo que me anime con ella y más ahora que se me están acumulando las tareas.

    Un besazo,

    ResponderEliminar
  6. A mí me pasó al revés, el libro no me atraía nada, pero me lo regalaron y un día le eché un vistazo a ver qué tal...y me gustó, sin apasionante, más de lo que esperé.

    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  7. Pues yo tampoco me había fijado en este libro y mira que la portada es como para fijarse. Sinceramente, viendo lo que cuentas, no me lo llevo: tanta cetrería no es para mí
    Besos

    ResponderEliminar
  8. No me veo yo con este libro. Y menos ahora, que tengo tan poco tiempo para leer. Necesito libros con los que acertar. Besos

    ResponderEliminar
  9. Ay, las expectativas... Es lo que pasa, a esta novela se le dio mucho bombo en su momento y me sentí muy tentada de leerla. Pero la cuestión de la cetrería me echaba para atrás porque es algo que me repugna bastante. Por otro lado, tenía los textos de T. H. White, un autor que me encanta desde que lo descubrí con "El rey que fue y será" (una recreación genial de la leyenda del Rey Arturo de Mallory que sí que te recomiendo mucho), así que tenía dudas. Pero tras leer tu reseña, me queda bastante claro, creo que ahora mismo no me apetece hacer el esfuerzo. Besos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hoooola!

    Pues vaya, que pena, veo que llevabas expectativas muy altas y que ha terminado siendo una decepción... es que viendo que hasta te has saltado párrafos, ufff, pasando, la verdad.

    ¡besotes!

    ResponderEliminar
  11. Gracias por la reseña. Que pena que no te gusto, por el momento dejo pasar el libro. Te mando un beso. Enamorada de las letras

    ResponderEliminar
  12. Gracias por tu franqueza y honestidad.
    Nada mejor que otra historia para superar esto😀

    ResponderEliminar
  13. No lo conocía, pero no creo que me anime. No te preocupes, seguro que la próxima lectura será mejor.
    Un beso y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!
    No sabía de este libro y la verdad es que por lo que leo en tu reseña esperabas más de él, yo no creo que me anime a darle una oportunidad.

    ❀ Fantasy Violet ❀
    Besotes! 💋💋

    ResponderEliminar
  15. Me pasó como a Mónica: tenía ganas de leerla, pero al final la cuestión de la cetreria hizo que la dejara de lado. Tras tus impresiones sigo dejándola de lado.
    Un beso, Equilibrista.

    ResponderEliminar
  16. Hola.
    La verdad es que no me llamaba del todo, pero con la sensación que te ha dejado al terminar, pues creo que esta vez lo dejaré pasar.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  17. Me llama bastante aunque se aleja de lo que suelo leer. Gracias por la reseña, besos.

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola!
    Pues después de leerte creo que tampoco es para mí. La cetrería no me interesa para nada y si es el 90% de la obra trata eso... el tema de la pérdida si me parece interesante y es una pena que no lo trate. Aunque es difícil hacer una valoración de una novela tan personal porque al final la autora explica lo que considera... En fin, que no es para mí xD Gracias por la reseña. Besitos ^^

    ResponderEliminar

Todos los comentarios respetuosos tiene cabida en este espacio.

Si eres nuevo seguidor, por favor, ponme el link del tuyo.